fbpx

Mesa Directiva

Rocío Sáenz

Miembra del Consejo

Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), Vicepresidenta Ejecutiva Internacional

Rocío Sáenz es una Vicepresidente Ejecutiva  Internacional de SEIU después de haber sido elegida en la Junta Internacional de la Mesa Directiva de septiembre 2013. Antes de su elección, dirigió el local de servicios de la propiedad de Nueva Inglaterra en Boston, que representa a 18,000 trabajadores en Massachusetts, Nuevo Hampshire y Rhode Island.

Sáenz ha pasado la mayor parte de su vida adulta abogando por los derechos de los trabajadores y el empoderamiento de la comunidad. Emigró de México a Los Ángeles, donde inicialmente trabajó en empleos de baja remuneración. Sáenz se convirtió en una organizadora para la campaña de Justicia para los Conserjes  de SEIU en 1988, y  fue parte de un equipo que condujo una exitosa campaña para organizar a los conserjes de Los Angeles.

En agosto de 2001, Sáenz se trasladó a Boston para ahí construir el programa  de Justicia para los Conserjes y llevar el sindicato local hacia adelante. Un año más tarde,  lideró a miles de conserjes de Boston a una huelga de un mes que atrajo gran apoyo por parte de los medios de comunicación, el clero, los políticos y los grupos comunitarios. La huelga terminó con un acuerdo histórico que mejoró drásticamente los salarios de los trabajadores, sus beneficios y derechos laborales.

En julio de 2003 Sáenz fue elegida Presidenta de SEIU Local 615 (Ahora SEIU 32BJ Distrito 615), donde continuó ganando batallas para los trabajadores y trayendo el movimiento de la reforma migratoria  hacia la región de Nueva Inglaterra. Su trabajo en la reforma migratoria y la participación cívica del latino ayudó a impulsar la narrativa y poner el voto latino en el ojo público.

En septiembre de 2013, Sáenz fue elegida Vicepresidenta Ejecutiva Internacional, convirtiéndose en la primera latina con un cargo ejecutivo. Ahora funge como una de las principales voces sindicales para la participación cívica de los latinos y la reforma migratoria.