fbpx

Mesa Directiva

Eliseo Medina

Miembro del Consejo

Ex Vicepresidente Ejecutivo y Tesorero Internacional, Sindicato Internacional de Empleados de Servicio

Eliseo Medina es descrito por el diario Los Angeles Times como “uno de los organizadores sindicales de mayor éxito en el país” y fue nombrado uno de los “50 Líderes Latinos Más Poderosos ” en la revista Poder.  A medida que el ex Secretario-Tesorero Internacional del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU) y  actual presidente de la Iniciativa de Inmigración y Participación Cívica del Latino, Medina lidera los esfuerzos del Sindicato para lograr una reforma migratoria con sentido común que ayude a reconstruir la economía del país, que asegure la igualdad en los derechos civiles y laborales para que los trabajadores mejoren sus salarios y condiciones de trabajo, y que proporcione vías legales y un camino a la ciudadanía. El trabajo de Medina para ayudar a incrementar la fuerza del voto latino en las elecciones de 2012 es ampliamente reconocido como un factor importante en la promoción del debate 2013-14 en el Congreso sobre la reforma migratoria con sentido común.

Llamado un “líder calladamente carismático que está ayudando a los trabajadores inmigrantes a que logren una representación sindical y hagan que su voz sea escuchada en la arena política” por el Sacramento Bee, el tema de la reforma migratoria es muy personal para Medina. Cuando tenía 10 años de edad, llegó a Estados Unidos desde México con su madre y hermanos para reunirse con su padre, que era un trabajador agrícola inmigrante. Trabajando para garantizar que la oportunidad de aprobar una reforma migratoria no se escapara de las manos, Medina encabezó el esfuerzo para unir a los sindicatos de la federación Change to Win y la AFL-CIO en torno a un marco global para la reforma.

Sirviendo como una voz líder en Washington, DC, testificando con frecuencia ante el Congreso, Medina también ha ayudado a construir una fuerte y diversa coalición  de la comunidad y los aliados nacionales que han intensificado el llamado por la reforma y han cultivado el capital político necesario para hacerles rendir cuentas a los líderes electos. Medina trabajó para fortalecer los lazos entre la Iglesia Católica Romana y el movimiento obrero para trabajar en las preocupaciones comunes como los derechos de los trabajadores inmigrantes y el acceso al cuidado de la salud. La carrera de Medina como  activista sindical comenzó en 1965, cuando, a los 19 años de edad como recolector de uva, participó en la huelga de la histórica Federación de Campesinos en Delano, California.

Durante los siguientes 13 años, Medina trabajó junto al líder de los trabajadores y activista de los derechos civiles César Chávez, y perfeccionó sus habilidades como organizador sindical y estratega político; eventualmente hizo carrera hasta llegar a ser vicepresidente nacional de la Federación de Campesinos. Sus intereses en la organización estratégica lo llevaron a SEIU en 1986, donde ayudó a reactivar un sindicato local en San Diego,  incrementó el número de miembros de 1,700 a más de 10,000 en cinco años. Fue un importante estratega en la huelga de Los Ángeles por los trabajadores de la construcción de SEIU Local 1877, que en abril de 2000 obtuvieron el mayor aumento salarial en los 15 años de historia de la campaña de SEIU, Justicia para los Conserjes . También ayudó a más de 100,000 trabajadores de cuidado en casa de California para abogar por un cuidado de alta calidad para las personas que asisten y que sigan siendo independientes en sus hogares al asegurar fondos para mejorar su calidad de vida.

En 1996, Medina fue elegido para servir como vicepresidente ejecutivo internacional de SEIU. Hizo historia al convertirse en el primer mexicoamericano elegido para un alto cargo de un SEIU de 2,1 millones de miembros.

Su trabajo ha contribuido al avance de SEIU en la Costa Oeste y hacer que sea sindicato más grande de California. Desde 1996, más de 1,2 millones de trabajadores en todo el país se han unido a SEIU, el sindicato más grande de trabajadores de la salud de la nación y el sindicato con el mayor número de trabajadores inmigrantes como miembros.

Medina también ha dirigido los esfuerzos de SEIU para ayudar a los trabajadores en 17 estados de todo el sur y el suroeste de los Estados Unidos, incluyendo Arizona, Texas, Nevada, Colorado, Luisiana, Florida y Georgia, para unirse a SEIU y que tengan el poder necesario para mejorar sus puestos de trabajo y los servicios que prestan en sus comunidades.

En 2010, Medina fue elegido por unanimidad como Secretario Internacional -Tesorero del sindicato de 2,1 millones de miembros.

En 2012, Medina llevó a SEIU a contribuir en la producción del voto latino. Él estaba al frente de la promoción de la participación de los votantes en la comunidad latina. Junto con Mi Familia Vota, una organización que Medina fundó en 1998, y otras organizaciones de defensa, galvanizó el voto latino a través de un recorrido en autobús multi estatal llamado Todos a Votar, donde se registró a votantes latinos en las calles y los movilizó hacia las urnas. La exitosa gira logró poner de relieve el número sin precedentes de votantes latinos registrados y la promesa que él hizo: una participación de 12 millones de votantes hispanos en todo el país en el mes de noviembre. (http://www.lasvegassun.com/news/2012/aug/04/organizations-united-bring-minorities-polls/#ixzz2Mtcb5sLa).

El objetivo se logró. Medina también había prometido que el voto latino enviaría un claro mandato al presidente y al Congreso: ahora es el momento para una reforma migratoria de sentido común con un claro camino hacia la ciudadanía. Como predijo Medina, el mensaje fue recibido. A principios de 2013, tanto el presidente Obama como varios líderes del Congreso hicieron de la reforma migratoria la máxima prioridad. Medina fue invitado para estar presente en el discurso del presidente en Las Vegas, donde anunció sus fundamentos para una solución integral de inmigración.

Sus palabras y esfuerzos, tanto entre la gente como tras  bambalinas, lo colocaron al frente de la lucha por la reforma migratoria. Se ha reunido con el presidente Obama y varios líderes del Congreso, y está en el equipo de liderazgo de los derechos  civiles y de los inmigrantes, de organizaciones sindicales, empresariales y  religiosas que están empujando por una legislación justa sobre inmigración.

El trabajo  de Medina para movilizar el voto latino y a las familias trabajadoras de todas partes para ganar la reforma migratoria lo ha lanzado a la fama nacional, habiendo sido citado y transmitido en más de un centenar de entrevistas en los últimos dos años.

En 2013, continuó la lucha por la reforma migratoria. Al asociarse con grupos de defensa,  ayudó en la formación de la Alianza para la Ciudadanía, lo que llevó a cientos de grupos a unirse para fortalecer la lucha por la reforma migratoria. En el otoño de 2013, renunció a su cargo de secretario-tesorero internacional para enfocar su energía en la reforma migratoria.

Medina hizo honor a su promesa y el 11 de noviembre de 2013, incrementó el impulso para una reforma migratoria cuando encabezó la campaña “Ayuno por las Familias”. En una carpa en el National Mall, ayunó durante 22 días. Sus esfuerzos impulsaron al Congreso a recomenzar al debate sobre la reforma migratoria cuando el presidente Obama, la primera dama Michelle Obama y miembros del Congreso de ambos partidos elogiaron su sacrificio. Al final de su ayuno, el Huffington Post lo llamó el “hombre que mantuvo viva la reforma migratoria“, mientras que Julia Preston y el consejo editorial de The New York Times‘ , así como The Washington Post anunciaron sus esfuerzos por apoyar la reforma.

Medina vive en California, continúa presionando por una reforma migratoria y  está preparándose para la movilización de los votantes latinos. Está casado y es el orgulloso padre de cuatro hijos y un nieto.